SECUNDARIA

  • Sworn - SECUNDARIA
  • Sworn - SECUNDARIA
  • Sworn - SECUNDARIA
  • Sworn - SECUNDARIA
  • Sworn - SECUNDARIA

Viajes y campamentos

Secundaria

UK 2017: domingo 23 de julio

Bath y Stonehenge

En esta mañana lluviosa, nos volvimos a subir al micro y nos dirigimos varios kilómetros hacia el oeste de Londres. Atravesamos una geografía suavemente ondulada en distintos tonos de verde, con pintorescas casas y cabañas perdidas entre las colinas. Las blancas ovejas desparramadas aquí y allá seguían con lo suyo ajenas a nuestro paso, mientras que en el micro varios se dedicaron a “contar ovejitas” –en sentido figurado ¡por supuesto!

Unas horas más tarde llegamos a la ciudad de Bath, famosa por las propiedades de sus aguas termales y por los baños romanos que datan del primer siglo D.C. Varios siglos más tarde, fue allí donde la Reina Ana pasó temporadas en busca de los beneficios que dichas aguas pudieran tener para su débil salud. Recién llegados hicimos una recorrida por la ciudad de la mano de un amable guía, quien compartió con nosotros curiosidades del lugar. Nos detuvimos frente a la imponente abadía, en cuya fachada, las escaleras de ángeles dan cuenta del sueño que el obispo del momento tuvo y el cual inspiró su diseño. ¿Cabe alguna duda de que los sueños valen la pena? Nuestra caminata concluyó a pocos metros, en la puerta de los baños romanos. La visita es una invitación a explorar un rincón de historia prácticamente detenido en el tiempo: los desniveles donde pisamos, el sonido del agua corriendo en las profundidades, el vapor que emana del agua delatando su temperatura por sobre 45°C.

Esta relajación termal dio paso sin escalas a una corrida para alcanzar el micro que nos llevaría hacia otro rincón de historia todavía más antiguo: Stonehenge. Nuestra llegada coincidió con la llegada del diluvio. Encapuchados como pudimos salimos a hacerle frente, y afortunadamente, después de un “baldazo” inicial, nos dio un respiro. Tal es así que prácticamente no hizo falta abrir los paraguas que compramos en el centro de visitantes ni bien llegamos. Con este guiño que nos hacía la tormenta, caminamos alrededor de este monumento del período Neolítico, cuyas piedras fueron erigidas 4500 años atrás. De regreso al estacionamiento, se desató la lluvia nuevamente, pero por suerte, no nos aguó el paseo. ¿Habrá sido el poder de las piedras?

El día terminaba pero faltaba la nota de color de la noche, cuando varios de nuestros chicos se congregaron en la lavandería para descifrar un misterio que ya no podían seguir postergando: el lavarropas. Hubo risas, hubo dudas existenciales vinculadas a la clasificación de las prendas por color, hubo medias perdidas o intrusas en el lavado de otros; pero sobre todo,¡ hubo ropa limpia!




Calendario